Las 3 principales razones para aprender francés

 

El francés es el idioma internacional de la arquitectura, las artes visuales, el teatro, la moda y la alta cocina. Es hablado por más de 200 millones de personas, lo que la convierte en la novena lengua más hablada del mundo. En este momento, aproximadamente 750.000 personas lo están aprendiendo. Si lo puede leer, podrá disfrutar de las obras originales de autores como Jean-Paul Sartre, Molière y Michel Foucault, y admirar las palabras de Edith Piaf. Es un lenguaje de diplomacia y sofisticación. Aquí hay tres de las principales razones para aprender francés.

Razón 1: Porque no es tan difícil

Nosotros los anglófonos no tenemos la mayor reputación de hablar lenguas extranjeras, pero el francés es el único idioma en el que muchos de nosotros podemos al menos pronunciar unas pocas palabras. Esto se debe no sólo a las similitudes, sino también al hecho de que se enseña ampliamente en las escuelas, los países de habla francesa siguen siendo destinos turísticos populares. Hay que admitir que hay algunas reglas gramaticales difíciles de aprender, pero en términos generales, la gramática inglesa corresponde relativamente a la gramática francesa.

Razón 2: Porque el francés es más que sólo en Francia

Se necesitaría toda una vida para descubrir la abundancia de las delicias que Francia tiene para ofrecer. El conocimiento del francés no sólo le da acceso a todo esto, sino también a países como Canadá, Suiza, Luxemburgo y Bélgica, donde el francés es también una lengua oficial. Y si usted está interesado en climas más cálidos para sus vacaciones, considere también que hay muchos países en África y el Caribe donde se habla francés.

Razón 3: Porque aprender francés es un paso a otros idiomas

Una de las cosas más interesantes sobre el aprendizaje de una lengua extranjera es cuánto se aprende acerca de su propio idioma. El francés era el lenguaje de la alta sociedad, y muchas de las palabras de origen francés le permiten trazar una comprensión de las diferencias de registro que todavía existen en el inglés hoy.